English |Español
Escape

Alerta de seguridad: si cree que sus actividades en la computadora están siendo monitoreadas, por favor accese este sitio web desde una computadora más segura. Para salir inmediatamente de este sitio, haga clic en la tecla “esc”. Si está corriendo peligro en este momento, llame al 911, a la línea de crisis local, o a la Línea Nacional Directa contra Violencia Doméstica al  1-800-799-7233 o TTY 1-800-787-3224.

Skip Navigation

Alerta de seguridad: si cree que sus actividades en la computadora están siendo monitoreadas, por favor accese este sitio web desde una computadora más segura. Para salir inmediatamente de este sitio, haga clic en la tecla “esc”. Si está corriendo peligro en este momento, llame al 911, a la línea de crisis local, o a la Línea Nacional Directa contra Violencia Doméstica al  1-800-799-7233 o TTY 1-800-787-3224.

La Relación entre el Uso del Alcohol y la Violencia Sexual: Consejos de Ayuda para Padres y Madres que Ayudar a Minimizar Posibles Daños

Friday, March 30th, 2018

Escrito por:     Alexis Guzman, Rachel Bring y Karen Soren

Centro Médico de la Universidad Columbia

El consumo de alcohol puede tener un impacto importante sobre el funcionamiento del cerebro, pues puede causar una reducción en nuestra habilidad de comunicarnos y entendernos con otras personas; y puede inhabilitar nuestra capacidad de reaccionar ante las amenazas que nos rodean y, en ciertas ocasiones, hacernos comportar de manera agresiva. Estos efectos  pueden considerarse al asociar el consumo de alcohol con la violencia sexual. Mientars l@s investigadores/as continúan estudiando las conexiones que pueden existir entre el consumo del alcohol y los comportamientos sexuales; es importante que tanto padres como madres ayuden a orientar a sus hij@s para de esta manera reducir los posibles riesgos que pudieran est@s podrían correr durante las etapas de crecimiento y desarrollo, mientras comienzan a tomar sus propias decisiones. Los consejos siguientes que ofrecemos pueden servir para ayudar a reducir el consumo abusivo de alcohol, las consecuencias negativas que pueden verse asociadas con el mismo y el peligro de que puedan sufrir una agresión sexual:

  1. Sea amoros@ pero estrict@

Proveer a sus hij@s disciplina y apoyo es importante al ayudarl@s a tomar decisiones saludables. Converse con ell@s sobre los efectos negativos del uso del alcohol y la importancia de evitar su consumo hasta que hayan alcanzado la mayoría de edad. Exhórteles a que conversen abiertamente con usted sobre cualquier problema que puedan tropezarse. Si usted l@s ve que toman decisiones que tal vez no son las mejores, comparta con ell@s lo que le preocupa y provea criticismo constructivo. Vuélvalo una conversación.

  1. Sea un modelo a seguir

Cuando usted muestra comportamientos responsables al consumir alcohol delante de sus hij@s, esto les va ayudar a ganar una idea correcta de cómo comportarse con respecto al alcohol. Enséñele con sus acciones que, aunque está bien cuando se un/a adult@  beber alcohol de vez en cuando, que uno debe ponerse límites respecto a cuánto alcohol va a consumir. Si usted decide beber cuando esta fuera de su casa, asegúrese de haber asignado a alguien previamente que no haya bebido para que l@ lleve de regreso a su casa sin peligro.

  1. Conozca a las amistades de sus hij@ adolescente

Los padres y las madres deben tener conocimiento de quiénes son las amistades con quienes se relacionan sus hij@s, y de esta manera reducir posibles influencias negativas. Exhorte a su adolescente a establecer sus propias metas y esforzarse para lograr éxito en la escuela y en el trabajo. Recuérdele que debe rodearse de personas con metas similares y distanciarse de aquellas que tienen malos hábitos. Trabaje en colaboración con otros padres y madres para monitorear a sus hij@s adolescentes y sus amig@s.

  1. Exprese abiertamente sus valores y expectativas cuando estén en eventos de familia

Los eventos familiares como festividades y otras celebraciones pueden ser ocasiones durante las que l@s adolescentes comparten con adult@s que están consumiendo bebidas alcohólicas. Tal vez algunos miembros de su familia sientan que ofrecerle alcohol a sus hij@ adolescente con motivo de tales ocasiones es aceptable y es posible que incluso le animen a beber. Por ello es importante que usted exprese desde temprano a sus hij@s y familiares cuáles son sus valores y expectativas con respecto al consumo de alcohol.

  1. Pregúnteles cómo se representa el consumo de alcohol en los medios

Los programas de televisión, la música y las redes sociales pueden influenciar profundamente cómo perciben l@s adolescentes el alcohol y su uso. Algunas de estas fuentes de información desafortunadamente pueden presentar el consumo de alcohol como un comportamiento normal entre adolescentes que son “chéveres” (“cool”). Converse con sus hij@s sobre lo que se ve y se oye en los medios de comunicación. Pregúnteles si en sus vidas diarias observan comportamientos del tipo que se ven en los medios y discutan los tipos de comportamientos que pueden ser peligrosos. Por ejemplo: una película que muestra a personas manejando ebrias es una buena oportunidad para hablar sobre la importancia de designar a alguien que no beba para que sea quien maneje. Una canción que habla del sexo y del alcohol puede volverse un buen punto de entrada para a partir de la misma conversar sobre los límites interpersonales, el nivel de tolerancia al alcohol y la importancia del consentimiento. 

  1. Manténgase pendiente de los comportamientos de su hij@ adolescente

Los cambios en el comportamiento de su hij@ adolescente pueden ser una indicación de que tal vez pueda estar consumiendo bebidas alcohólicas u otro tipo de sustancias. Algunos de estos cambios pueden ser: un incremento en su ira o su irritabilidad, falta de motivación, un empeoramiento en su desempeño académico y aislamiento social que incluye distanciarse de sus amistades usuales y de sus familiares. Aunque estas señales pueden ser un indicio de que está consumiendo sustancias adictivas, las mismas también pueden alertar la presencia de otros problemas subyacentes como la depresión, la cual requeriría que usted explore más a profundidad qué está ocurriendo con su adolescente. Si le está resultando a usted difícil entender qué está pasando con hij@, trate de hablar primero con él/ella sobre los cambios que está observando y recuerde que también puede pedir apoyo de mestr@s, de consejer@s escolares y del personal de salud, tan pronto como le sea posible.   

  1. Lleve a su adolescente a ver a su proveedor/a de salud (doctor/a)

Ver a un profesional de la salud por lo menos una vez cada año permite que este/a haga una evaluación general de la salud y el bienestar de su adolescente. Cada doctor/a debe evaluar como parte de su examen físico la posible presencia de enfermedades de la salud mental, el uso de sustancias adictivas o cualquier comportamiento riesgoso; y, si reconoce la presencia de cualquiera es estos, ayudaría a determinar qué curso de acción es el mejor para tomar. La visita al doctor/a también puede otorgarle a su adolescente la oportunidad de que haga preguntas y reciba consejo de otra persona adulta dispuesta a darle información confiable sobre su salud.

  1. Ayude a empoderar a su adolescente

Exhorte a su adolescente a que se consciente de sus alrededores y de sus propios límites, y que se asegure de mantenerse fuera de peligro si decide beber. Enséñele que debe servirse sus propios tragos o si no asegurarse de estos provengan de una botella que no haya sido abierta anteriormente y que siempre se mantengan al tanto de su copa para que nadie les pueda echar algo desconocido en su bebida o una droga. Recomiéndeles mantenerse pendientes de amistadas afectadas por la bebida y protegerlas si piensan que podrían encontrarse en peligro; y que también ayuden a asefurar que sus amig@s regresan a su casa de manera segura.

  1. Converse con su adolescente sobre la importancia del consentimiento

Las conversaciones sobre el consentimiento deben tener lugar desde temprano y ocurrir con niñas lo mismo que con niños. Los padres y las madres pueden enseñarles a sus hij@s menores la importancia de que pidan permiso antes de entrar en el espacio personal de otra persona. Con l@s adolescentes, los padres y las madres pueden conversar sobre las relaciones de pareja, y enfatizar en que tengan la fuerza y se sientan cómod@s de decir “no” a cualquier cosa que les haga sentir incómod@s; y que también respeten los límites de otras personas si escuchan que les han dicho “no.”

Dele un vistazo a la campaña DECIMOS NO MÁS donde puede obtener más información sobre cómo pueden los padres, las madres y otras personas adultas entablar conversaciones significativas con sus hij@s sobre los temas de: la comunicación es saludable, las relaciones saludables y la sexualidad saludable, al visitar

La Dra. Karen Soren es Profesora de Pediatría del Centro Médico de la Universidad Columbia y Directora de Medicina Adolescente del Hospital Infantil Presbiteriano Morgan Stanley. El Dr. Alexis Guzman y la Dra. Rachel Bring son Miembros del Departamento de Medicina Adolescente del Centro Médico de la Universidad Columbia.

Rebecca De León, Coordinadora de Comunicaciones y Marketing y Pierre R. Berastaín, Director Asistente de Innovación y Participación de Casa de Esperanza contribuyeron su conocimiento de consideraciones culturales en la realización de este blog.

Comment Feed

No hay comentarios (aún)

Dejar un comentario

Su direccion de email no sera publicada Los campos requeridos estan marcados con *